«Para nosotros una de las mejores agencias para estudiar en USA. Trato personalizado y un cuidado seguimiento del alumno»

Ices Opiniones:

El año pasado decidimos mandar a nuestra hija menor a estudiar a Estados Unidos. Era nuestra segunda experiencia pues ya habíamos enviado al mayor a estudiar en USA hacía unos años con otra compañía. La primera vez tuvimos muchas dudas sobre que empresa elegir. Escogimos una grande, de las que envian chicos masivamente y tienen montones de programas. Parecian expertos pero una vez mi hijo llegó a su destino el trato fue distante e impersonal y los encuentros con los coordinadores inexistentes.

Esta vez tras la experiencia vivida, buscábamos lo contrario, una empresa más especializada y de trato personal con la que pudieramos contar en cualquier momento del proceso y nos sintiéramos protegidos y respaldados. Además mi hija iba a cursar 2º de Bachillerato, lo que supone convalidar, preparación de selectividad, etc… Un montón de cosas extra en las que pensar.

Un amigo nos habló muy bien de Ices, nos gustó porque estaban especializados en el programa año escolar en USA y decidimos contactar con ellos. Desde el principio nos informaron de todo con mucho detalle. Una vez elegidos nos ayudaron de forma muy personalizada con el proceso de matriculación. Si nos surgía cualquier duda o consulta nos la resolvian rápidamente.

Nos mantuvieron muy bien informados de todos los tiempos que requiere cada fase y del estado de cada una de ellas. Incluso en la espera de tener un destino, que es lo que más impacienta tanto a los padres como a los estudiantes.

Una vez en Estados Unidos, mi hija recibía periódicamente la visita de la coordinadora que le preguntaba sobre su día a día. También se entrevistaba con la familia y con el colegio. Con toda esa información nos enviaban informes completos sobre su vida en USA.

Cualquier duda que le surgía sabía que podía llamar a la coordinadora para consultar o bien a la propia empresa. Durante los diez meses de curso siempre estuvo tranquila sabiendo que tenía todo un equipo pendiente de ella.

Y sobre las preocupaciones adicionales como por ejemplo la convalidación, ICES se ocupó de forma meticulosa de todo el proceso. Se ocuparon ellos mismos de los trámites en España, explicando paso a paso a mi hija los documentos que tenia que obtener ella misma en Estados Unidos. Cualquier duda que podía tener era resuelta inmediatamente bien por la coordinadora americana o bien por Ices en España.

Todo estó ayudó a que la experiencia fuera perfecta tanto para mi hija como para nosotros. Ella disfrutó del mejor año de su vida y nosotros lo compartimos desde España con mucha tranquilidad y confianza en ICES.

Eva L. (Madrid)