“Mostrar iniciativa, la clave para destacar”.

Xènia es estudiante ICES del programa de intercambio 2020/21. Una estudiante ejemplar que gracias a su actitud positiva y su gran iniciativa está disfrutando de una excelente experiencia americana.

Nos ha escrito esta carta en la que comparte con nosotros como está siendo su año escolar en Magnolia, Texas.

Hace cinco meses me subí a un avión que me llevó a Magnolia, Texas, donde estoy disfrutando de la experiencia de mi vida.

Durante las quince horas de vuelo pensaba en cómo sería mi “host family”, mi próximo hogar, en fin… como sería mi nueva vida en el otro lado del mundo. En aquel instante era la niña más emocionada del mundo, repleta de ganas de aprender y disfrutar, pero porque mentirnos, también muy nerviosa y con un poquito de miedo.

Lo que yo no sabía es que todas esas personas, que durante aquel eterno vuelo había imaginado, acabarían siendo una parte inmensa de mi aventura y día a día.

Gracias a esta decisión he tenido la oportunidad de estudiar en un instituto americano, aprender otra lengua, probar cantidad de actividades nuevas, experimentar vivencias únicas e inolvidables, y lo más importante para mi, conocer multitud de gente distinta y especial.

Yo no tengo hermanos, así que cuando fantaseaba sobre mi familia, me hacía particular ilusión que hubiese algún otro niño o niña en la casa, y así fue. Una vez supe mi destino, y con él toda la información acerca de la familia, me puse muy contenta al ver que se trataba de cinco miembros en total. Cuando presté más atención, me di cuenta de que eran tres hermanos; me asusté un poco. Pero ahora, solo puedo estar agradecida por cada uno de ellos, por su forma de cuidarme y protegerme; aunque a veces nos peleemos (habitual entre hermanos)… Y es que creo, que finalmente puedo decir: “tengo dos familias”. Cada una de estas cinco personas me hacen sentir como en casa. Hace cinco meses (menuda coincidencia) me abrieron las puertas de su hogar para acogerme; no puedo estar más agradecida por ello.

Las primeras semanas de instituto no fueron las mejores para mi, ya que mi instituto empezó de forma telemática; hecho que hace un poco más complicado el hacer amigos y seguir las clases. Inicialmente me sentía frustrada, pero como era de suponer, volvimos al instituto de manera presencial y allí se hizo la luz.

Empecé a hacer innumerables amigos (con los que ya había mantenido contacto online) y mis notas subieron porque tenía la ayuda de los profesores.

La gente es muy amable, pero tu eres quien debes mostrar iniciativa. Un consejo: ir con la mente abierta y no tener miedo de acercarte a un grupo, presentarte y empezar una conversación.

programa de intercambio, los amigos

Algunos de mis amigos de mi programa de intercambio en USA.

.

Dos semanas más tarde de empezar el colegio, me uní al club de natación del pueblo; fue la mejor decisión que he tomado durante este año. Gracias a ello, he conocido gente de diversos institutos que me han recibido increíblemente bien y han mostrado gran curiosidad por mi cultura.

Así que, ¡probad cosas nuevas sin ningún tipo de temor!, porque sí, puede que salga mal o no exactamente como suponías, pero también puede ser aquello que haga destacar durante tu programa de intercambio de año escolar en USA.

Xènia – Magnolia, Texas

¿Quieres vivir una experiencia americana de inmersión total como la de Xénia y estudiar un año escolar en USA?. Contacta con nosotros y te informaremos. Somos especialistas en año escolar en Estados Unidos.

Quiero que me informen sobre Año Escolar en USA