Una de las mejores ventajas de estudiar un año escolar en USA es la posibilidad de practicar alguno de los deportes que los High School ofrecen a sus alumnos, muchos de ellos tradicionalmente americanos.

Nuestros estudiantes de intercambio ICES los practican, disfrutan y muchos han conseguido grandes éxitos en: fútbol americano, softball, baseball, wrestling, baloncesto, golf, surf, hockey, cheerleading, cross, badminton, esquí, tenis, etc. Conoce todas sus historias en nuestro blog.

En este artículo Lucía, estudiante de año escolar en Michigan nos cuenta su estupenda experiencia como cheerleader y todos los logros que está consiguiendo.

Si tuviera que resumiros mi año, en una palabra, sin pensármelo dos veces sería el deporte que lo ha cambiado todo: cheerleading.

Viajé hace apenas unos meses, justo antes de venir recuerdo la pregunta que siempre me hacían cuando contaba que me venía a estudiar a Estados Unidos: ¿Te harás de las animadoras? Y mi respuesta era siempre la misma: NO, ni loca.

Y pensándolo ahora, lo loco hubiera sido no hacerme de ellas, cuando llegué aquí me plantearon la oportunidad de formar parte del equipo de animadoras de mi instituto y yo que me había prometido vivir la experiencia al máximo dije que iba solo a probarlo, sin ninguna esperanza de quedarme, y aquí me tenéis 6 meses después practicando unas 12 horas semanales y sin poder imaginarme mi intercambio sin mis lazos, mi uniforme mi increíble equipo.

cheerlading año escolar en usa

Lucía y su equipo de cheer.

.

Nadie me dijo que este año fuese a ser fácil, nueva familia, nuevos amigos, nuevo idioma y podría seguir con todo lo nuevo que me esperaba aquí, pero con ellas todo es mucho más sencillo.

Después de mis primeros 6 meses aquí puedo decir que me siento una de las personas más afortunadas y felices del mundo, pero si algún día estoy un poco más baja de ánimo sé que tengo un entreno por delante en el que darlo todo y a mis 15 compañeras esperándome para sacarme al menos una sonrisa, en nuestro gimnasio consigo evadirme de todo y no pensar en nada más de lo que está dentro de esas cuatro paredes.

Empecé con la temporada de sideline cheer, el cheerleading que todos conocemos, animadoras en una esquina del campo de football dejándose la voz y dándole vida al partido.

Y a pesar de, en un principio, no estar convencida de querer seguir con este deporte, a los dos meses y medio no tuve suficiente y entonces decidí apuntarme al deporte que realmente me ha cambiado la forma de ver las cosas: competitive cheer.

El comienzo no fue nada fácil, Michigan entró en lockdown y todos los deportes se cancelaron… Y entonces fue cuando me enseñaron la primera cosa, porque siempre dicen que la esperanza es lo último que se pierde, y si algo tenía mi equipo era esperanzas de volver a juntarnos, no os voy a mentir, fueron dos meses largos, pero todos los días conseguíamos sacar un ratito, nuestro ratito de desconexión, de vernos a través del móvil.

Y nos llega la noticia de que volvemos, el equipo estaba mucho más unido que nunca, ahora todas somos una, antes de salir a competir nos miramos las unas a las otras sabiendo que es nuestro, que lo vamos a bordar y que pase lo que pase estamos las unas para las otras y es nuestro momento de demostrar todo nuestro trabajo.

Y por eso digo el deporte que lo cambió todo, porque le ha dado la vuelta a mi intercambio y a mi vida y ahora no sé muy bien que hacer si no estoy con ellas.

Porque me han cambiado la forma de ver la vida, que hay que trabajar duro y luchar por lo que queremos y que, si realmente queremos, podemos, que juntas somos mejores y que en equipo se trabaja mucho mejor, que cuando yo pensaba que no, ellas sabían que sí y me empujaron hasta conseguirlo.

Me han enseñado a valorarme como nunca antes y han conseguido conocer a la verdadera Lu.

Y lo más importante me han enseñado a dejar de prejuzgar porque si yo hubiera dicho que no, como siempre decía, me hubiera perdido muchas cosas, entre todas me las hubiera perdido a ellas, a mi equipo.

Así que sí, si solo pudiese describir o resumir mi año en una palabra definitivamente serian ellas, definitivamente seria Cheerleading.

Lucia, Cheerleading en Michigan

Si quieres estudiar un año escolar en USA , tener la oportunidad de ser animadora o disfrutar de cualquier otro deporte del high school como Lucía: Contacta con ICES, haremos realidad tu sueño.

Quiero que me informen